El jamón también es para el verano

El jamón también es para el verano

Haciendo un guiño a la conocida obra de teatro de Fernando Fernán Gómez (“Las bicicletas son para el verano”) vamos a dar en este post razones de peso, y sobre todo llenas de sabor, de por qué el jamón es el compañero perfecto para nuestros platos también en verano.

La llegada del verano no solo no es impedimento para consumir jamón sino que es una época ideal para acompañar nuestros platos más refrescantes. Melón con jamón, en virutas como guarnición para el gazpacho o salmorejo, en ensaladasrevuelto con verduras o en lonchas finas sobre tostas con aceite de oliva como aperitivo o desayuno… Sabor y color se dan la mano en nuestros platos más veraniegos gracias al jamón.

No solo razones de sabor, sino también de peso, nos llevan a incorporar el jamón a nuestra gastronomía en verano sino también de peso. Sin duda, entre las carnes más saludables, el jamón es una de las mejores opciones. Nos aporta un combinado perfecto de proteínas, vitaminas y minerales que por si fuera poco, y pese a que muchos creen lo contrario, proporciona una baja cantidad de grasa (sólo un 4,5%) que además tiene grandes efectos cardiosaludables, como el aceite de oliva.

Saludable, sin apenas hidratos de carbono y con solo 160 Kcal por cada 100 gramos, el jamón se convierte en un gran aliado para quienes desean llevar una dieta equilibrada y baja en calorías.

Rico, sano, muy versátil en la cocina y de extraordinario sabor, motivos más que suficientes para consumir jamón también en verano. Solo nos queda aclarar un punto importante: evitar que nuestro jamón se estropee por el calor veraniego. Es fácil. Si hemos comprado una pieza entera es importante conservarla en lugar fresco y seco, lejos del calor, con lo que nuestra despensa se convierte en el lugar más adecuado para ello.

Además, una vez inaugurada la pieza, para mantener todas sus propiedades conviene no eliminar el tocino externo ya que contribuye de forma natural a su conservación. Y cuando vayas consumiendo el jamón no olvides cubrir con un paño para protegerlo de la luz y del aire.

Jamonzar, origen y tradición

Ya que tenemos sobradas razones para comprar jamón, también en verano, desde Mariscal Delicatessen te recomendamos que pruebes los productos de Jamonzar, carne de la mejor calidad de la vega granadina, ahora en nuestras tiendas.

Con una textura especial y un veteado característico, Jamonzar destaca en el mercado por su jamón ibérico de cebo y jamón granadino. Con granja propia, los animales son alimentados con cereales de los montes y de la vega de Granada, ajustándose a las características de cada fase de crecimiento y raza de cerdo.

Origen y tradición, con animales criados sin prisa y sin acelerantes de crecimiento, Jamonzar nos presenta un jamón de primera calidad y que Mariscal Delicatessen ha incorporado para sus clientes en su amplia oferta.

Te proponemos un entrante ideal para este verano con jamón. Pincha  aquí y verás una receta de Karlos Arguiñano,  fácil y sabrosa, ideal como entrante veraniego.

Síguenos en Facebook, Twitter , Google + e Instagram y cuéntanos a qué platos acompaña el jamón en tu casa cada verano.

¡Feliz verano!